EL CENTRO

El centro wellness de referencia

En el selecto barrio de Sarrià encontramos el centro que visionó hace más de 30 años Estrella Pujol, cuando decidió cambiar el ámbito médico por el estético.

Hoy Oxigen representa los valores que Estrella ha trabajado durante todo este tiempo con la honestidad y modestia que, quienes la conocen, saben que son su sello personal.

Oxigen es un centro que trabaja a cada cliente de forma individualizada y global es decir, que en lugar de proponer un tratamiento con una determinada máquina para tratar un problema, se analiza el origen de ese problema y se le propone al paciente la combinación que logre el resultado que anhela. Porque en ocasiones la mejor forma de trabajar un caso de celulitis no es aplicar aparatología sin más, sino que habrá que evaluar la dieta, el estilo de vida y el nivel de estrés al que está sometida esa persona. Oxigen ofrece a cada paciente su propio tratamiento de belleza y en ocasiones estos tratamientos incluyen elementos que a priori no se contemplaban como fisioterapia o nutrición.

Por todo ello, Oxigen es un oasis de paz para mujeres y hombres. Un lugar en el que el tiempo se detiene y lo importante es estar y sentirse bien con uno mismo. Todo ello, arropado por un equipo humano altamente cualificado que hará que cualquier cliente desde el momento que entra en Oxigen, se sienta como en casa. Estrella ha sabido transmitir a su personal su saber hacer, la importancia de la discreción y de un trato exquisito que han conseguido consolidar Oxigen como el centro de referencia para varias generaciones.

Sus amplias instalaciones de 350 metros cuadrados divididas en dos plantas se han reformado y modernizado, estrenando nuevo look. Un agradable mostrador con variedades de tés e infusiones, fruta fresca y bebidas, es ahora el punto de encuentro de los breacks de media mañana o al medio día. Las cabinas son todavía más acogedoras y confortables que antes, buscando que la comodidad y la estética sean uno. Armonizando todos los detalles, desde la luz y la música, hasta la ropa que cubre las camillas aseguran un verdadero tratamiento de belleza y relax.